martes, 29 de noviembre de 2011

Todavía que me río del amor, del café y de dormir. Y si lo sufrí fue casualidad, UN ERROR NUNCA TE HACE MAL. Todavía que te quiero y no quiero quererte otra vez, pero si con vos tanto me alejé, que volé y jamás regresé.

1 comentario:

  1. uyy...belleza y triste reflexion, es diria epica esta situacion , jejej besos

    ResponderEliminar