sábado, 4 de septiembre de 2010


Cuando el hombre es celoso, molesta; cuando no lo es, irrita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario